España «suspende» en enfoque de derechos en sus políticas migratorias

Alianza por la Solidaridad-ActionAid, Fundación CepaimMédicos del MundoRed Acoge y Asociación Rumiñahui, hemos presentado el pasado 5 de mayo un informe que analiza el estado de cumplimiento de los compromisos del Pacto mundial de Migraciones (PMM) en la política española. Este Pacto fue suscrito por España en diciembre de 2018 y asumido por el actual Gobierno de coalición en su acuerdo de gobierno. Y sí, según nuestro informe, España «suspende» en sus políticas migratorias.

España «suspende» en sus políticas migratorias

Respaldado por más de 80 organizaciones de la sociedad civil española (destacando la participación de organizaciones de personas migrantes), este informe contribuirá a la revisión que tendrá lugar durante el primer Foro global de Examen de la Migración Internacional (FEMI), entre el 16 y el 20 de mayo.

Las organizaciones impulsoras esperamos que este informe sirva para reorientar algunos aspectos fundamentales de la política migratoria española, en coherencia con los compromisos adquiridos y cambiar eso de que España «suspende» en sus políticas migratorias.

“España sí ha realizado algunas reformas puntuales limitadas; sin embargo, no aborda los problemas más estructurales”, subrayó Paloma García, directora de Desarrollo Estratégico de Red Acoge durante la presentación.

“Hay una inacción por parte del Estado a la hora de establecer vías regulares y seguras, y se sigue apostando por una política de cierre de fronteras que hace que la gente se siga jugando la vida”

Priorizar a las personas

Asimismo, criticamos la legalidad de los rechazos en fronteras, lo que demostraría una política con un claro enfoque securitizador, que prioriza el control de fronteras sobre la salvaguarda de los derechos humanos de las personas migrantes. En esta línea, nuestro informe recoge una serie de propuestas que el Estado español debería implementar en materia de gobernanza de las fronteras para poner en el centro los derechos humanos.

Pablo Iglesias, técnico de Incidencia de Médicos del Mundo, pone el acento en que apenas se ha avanzado en la implementación de medidas legislativas para asegurar la protección de las personas migrantes, por lo que “una vez llegan a España, se les condena a una vida fuera del sistema, con la grave situación de vulnerabilidad que eso conlleva”.

Urge una reforma estructural

Por ello, demandamos un “cambio radical”, tanto en el enfoque de las políticas migratorias adoptadas hasta el momento, como en la normativa de extranjería vigente. Lo hacemos para orientar políticas públicas que garanticen una migración voluntaria y segura, así como la plena participación de la población migrante.

En este sentido, el informe refleja que, si bien se han producido avances puntuales y de limitado alcance en determinadas cuestiones, como la modificación del Reglamento de Extranjería con el fin de garantizar la documentación de todos los menores extranjeros bajo tutela estatal, sigue sin abordarse una reforma estructural de este Reglamento. ¿Para qué? Para garantizar vías regulares y seguras para las personas que extranjeras que quieren vivir y trabajar en España; además de otras cuestiones urgentes, como la exclusión sanitaria o la adopción de medidas concretas para acabar con las identificaciones policiales por perfil étnico.

“Echamos de menos un Gobierno decidido a la hora de hacer políticas positivas para abordar la situación de vulnerabilidad de las personas migrantes. En vez de invertir en lo social, parece que acabamos por ‘policializar’ la situación sin atacar a las causas”, incide Vladimir Paspuel, presidente de Rumiñahui.

Deja un comentario

Blog at WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: